06.-CONSEJOS - La protección

La protección

A TENER EN CUENTA...

El uso del cinturón es obligatorio para los asientos delanteros y también para los asientos traseros. Algunas personas son reacias a abrochárselo en trayectos cortos; ignoran que las cifras de personas muertas y heridas graves podrían reducirse a la mitad con el empleo permanente del cinturón.

CONSEJOS

Está demostrado estadísticamente que muchas muertes y lesiones graves en accidentes de tráfico se podían haber evitado utilizando el cinturón de seguridad o el casco.

En una colisión, las personas ocupantes de los asientos posteriores no están protegidas por los asientos delanteros y pueden salir despedidas por encima de ellos. Sólo el uso de los cinturones les da la seguridad necesaria.

Abrocharse el cinturón debe ser una acción que realicemos de manera nada más sentarnos en un automóvil.

A TENER EN CUENTA...

Al igual que las personas adultas, los niños y las niñas tienen derecho a viajar con un dispositivo de seguridad que les prevenga de sufrir lesiones en caso de accidente. La gran mayoría de sistemas de seguridad que incorporan los vehículos (cinturones, airbags, reposacabezas…) no están pensados ni diseñados para estas edades, por lo que resulta necesario que cada niño o niña tenga y utilice debidamente un sistema de retención infantil (SRI) en sus desplazamientos. Su uso, en caso de accidente, reduce un 40% las lesiones mortales y un 70% la posibilidad de sufrir heridas graves.

Los/las menores cuya estatura sea igual o inferior a 135 cm. deben viajar obligatoriamente en los asientos traseros y con sistemas de retención infantil homologados adaptados a su talla y peso.

Excepciones:

  • Cuando el vehículo no disponga de asientos traseros.
  • Cuando todos los asientos traseros estén ya ocupados por menores con sistemas de retención homologados.
  • Cuando no sea posible instalar en los asientos traseros todos los sistemas de retención infantil.

En estos casos, si el vehículo dispone de airbag frontal, únicamente se podrán utilizar sistemas de retención orientados hacia atrás si el airbag ha sido desactivado.

Folleto : Seguridad desde el comienzo (2021)

CONSEJOS

Los cinturones de seguridad de tres puntos de anclaje proporcionan protección a los/ las menores cuando tengan la altura suficiente como para que, sentados/as en posición recta sobre el respaldo del asiento del vehículo, puedan doblar las rodillas hasta el borde del asiento sin deslizarse.

Es recomendable mantener la silla hasta que los/las menores lleguen a 150 cm. de altura, ya que es la estatura mínima para que el cinturón del automóvil cumpla adecuadamente con su cometido.

La banda diagonal del cinturón debe pasar por la clavícula, sobre el hombro, nunca por el cuello y bien pegada al pecho. La banda ventral debe colocarse lo más baja posible, por encima de las caderas, sobre los muslos y nunca sobre el estómago. Si la banda diagonal toca el cuello o pasa bajo el mentón, es más seguro seguir utilizando una sillita homologada. La banda diagonal y la banda ventral actúan conjuntamente para sujetar la parte superior e inferior del cuerpo en caso de colisión o detención brusca. No se debe permitir nunca la colocación de la banda diagonal debajo del brazo o detrás de la espalda.

Cabe recordar que durante los primeros años el aprendizaje va asociado a la imitación de modelos familiares. Si utiliza el cinturón de seguridad, podrá exigir a su hijo/a que utilice su propio dispositivo. Nuestros hábitos serán los suyos.

A TENER EN CUENTA...

Desde hace varias décadas los automóviles van provistos de cinturones de seguridad, cuyo uso es obligatorio. Para complementar sus efectos en caso de colisión, la tecnología ha aportado el invento del airbag, un cojín que se infla de nitrógeno a las pocas centésimas del impacto, protegiendo la cabeza del conductor o conductora y de su acompañante.

CONSEJOS

Elementos de seguridad como el airbag, tanto frontal como lateral, los cinturones de seguridad delanteros y traseros o el casco de las motocicletas han servido en los últimos años para disminuir drásticamente la siniestralidad.

Los dispositivos de seguridad modernos se han implantado progresivamente en los automóviles de todas las categorías. A la hora de adquirir un automóvil nuevo se debe tener muy en cuenta la existencia de este tipo de dispositivos.

Sin embargo, estudios realizados tras la aparición del airbag indican que la percepción de mayor seguridad puede hacernos retornar a comportamientos de riesgo que ya habíamos superado. Tenemos que evitar relajar nuestra seguridad.

A TENER EN CUENTA...

Mantener una postura incorrecta al volante origina agarrotamiento de músculos y dolor de espalda. Por eso es muy importante graduar la posición del asiento, tanto de la banqueta como la del respaldo, de manera que brazos y piernas actúen con comodidad; para una conducción agradable también es conveniente que la altura del volante sea adaptable.

CONSEJOS

Generalmente los conductores y conductoras inexpertas adoptan una postura incorrecta al volante: colocan el asiento demasiado adelantado y el respaldo casi vertical. Conducir encajado de ese modo no es una postura correcta.

El respaldo del asiento debe colocarse un poco inclinado de modo que contribuya a nuestra sujeción en las curvas. Los brazos deben ir en ángulo para poder manejar mejor el volante.

Al adquirir un coche conviene comprobar que dispone de ventajas como asientos ajustables, volante y cinturones de seguridad regulables en altura, etc. Al final son elementos que contribuyen a viajar más relajado y, por tanto, más seguro.